Hábitos financieros en tiempos de crisis
ARTÍCULOS - Apr 12, 2021

La crisis sanitaria generada por la pandemia, no sólo ha impactado directamente en la salud, sino también en la economía de todo el mundo. Ello como consecuencia de la paralización comercial parcial por varios meses al estar en confinamiento para cuidarnos unos a otros.   

Hemos visto cómo las personas y empresas se han visto forzadas a reducir sus gastos y priorizar aquellos considerados como elementales. Sin embargo, vemos al peruano promedio, aún no acostumbrado al ahorro, pasando por incertidumbre durante estas épocas difíciles. 

Ante ello, ahora apuntando a estar mejor preparados ante un evento similar en el futuro, buscamos desarrollar habilidades que generen hábitos financieros saludables y mejoren nuestra práctica del ahorro. No obstante, es recomendable primero hacer una revisión de la situación actual de nuestras finanzas.

Te compartimos algunas preguntas que te pueden ayudar a analizarlo: 

  • ¿Tienes problemas financieros desde hace un tiempo? ¿Hace cuánto? 
  • ¿Eres de los que vive día de pago a día de pago?
  • ¿Tienes ahorros? ¿Cuántos meses de gastos fijos mensuales representan esos ahorros en tu casa? 
  • ¿Necesitas tus tarjetas de crédito para solventar tus gastos o poder comprar algo que quieres?
  • ¿Cuánto es tu deuda total?
  • Sabes cuánto gastas al mes, ¿Gastas más de lo que ganas?

Como vemos, un factor importante al momento de decidir redirigir las finanzas personales es la distribución de los gastos en el hogar. Tener una imagen más completa de aquellos que son necesarios, los que se puede prescindir y los posibles factores que quizás están obstaculizando lograr nuestras metas económicas personales, ayudar a construir un patrimonio que esté preparado ante cualquier eventualidad. 

Te compartimos algunos hábitos financieros que te pueden ayudar en tiempos crisis: 

  • Desarrollar un presupuesto mensual: Contribuye a identificar gastos vitales y aquellos que se pueden realizar posteriormente. Realizar un presupuesto mensual en base a estas prioridades y objetivos claros, ayudará a evitar gastos hormiga y enfocarnos en el ahorro. 
  • Lleva un registro: Si eres de las personas que cierra el mes sin conocer en que se fueron sus ingresos, una buena práctica es anotar tus ingresos y gastos. Así llevarás un control más detallado de tus finanzas personales.
  • Revisar los gastos en el hogar: Como mencionamos previamente, uno de los factores importante al momento de redireccionar nuestras finanzas personales, son los gastos del hogar. El quedarse en casa no asegura que el ahorro sea en un 100%, sino puede generar totalmente lo opuesto: mayor consumo de ciertos servicios o productos o el aumento en el pago de servicios de luz y agua. 
  • Contar con un fondo de emergencia: Este es un ahorro enfocado en momentos abruptos de crisis, que puede impactar negativamente en nuestra economía como es el caso del desempleo o alguna enfermedad. Te recomendamos ahorrar aquello que te alcance para vivir entre tres a seis meses. Es importante tomar en cuenta cuántas personas dependen de tus ingresos. 
  • Diversos flujos de ingresos: Tener otras fuentes de ingresos pueden ayudarte a alcanzar otras metas y afrontar una crisis económica, donde hay riesgo de desempleo al diversificar el dinero y no depende solo de un ingreso. 

¡Ten paciencia! Los hábitos financieros saludables se cultivan y desarrollan de a pocos. Te invitamos a dar el primer paso y ponerlos en práctica desde el día de hoy. Así podrás llevar tus finanzas personales de forma organizada y fructífera para, no solo alcanzar metas en el presente, sino cualquier circunstancia del futuro.